sábado, 8 de agosto de 2009

El Cañón del Apurímac

Turismo en Apurímac

EL CAÑON DEL APURIMAC


Por Darcy Salas Samanez

Presidente del “Patronato del Cañón del Apurimac”


Cuando se habla de un cañón refiriéndose a una depresión orográfica, estoy seguro que nos referimos a un estrechamiento de la misma; a la parte de una “quebrada” o Huaico como se llama en Perú a una hendidura dejada en el suelo tras el paso de una “lloqlla” (palabra quechua) o aluvión o al correr permanente de un río que va calando la tierra, sea ésta corta o larga, poco o muy profunda y por último, de boca ancha o angosta. (Imagen: www.canondelapurimac.com/canondelapurimac.php)



Poder emitir opinión específicamente sobre este efecto de la naturaleza refiriéndose específicamente a uno de ellos, requiere tomar en cuenta aspectos particulares de carácter subjetivo que hagan de él algo especial o notable. Por ejemplo si hablamos del famoso “Cañón del Colorado” en EE.UU. su atractivo más saltante no es precisamente la profundidad sino, en primer lugar el nombre espectacular de “El Gran Cañón del Colorado” y su peculiar fisonomía de paredes de corte casi vertical en tramos a la vera del río, aunque su altura promedio es de unos 1,620 Mt. nada más, con un río caudaloso que surca una llanura árida y desértica dejando a la vista lo que parece un hundimiento del terreno en un área mayor del que ha horadado el río en su corte. Espectaculares formaciones rocosas de impresionante colorido e invitando al turista de aventura a recorrer su cauce entre “rápidos” estrechos y rugientes y al fotógrafo o visitante a disfrutar de paisajes de contrastes únicos y abismos bajo repisas que como balcones permiten observar al fondo al majestuoso río Colorado.



Otro cañón que viene tomando fama entre los turistas de aventura es sin duda “El Cañón del Colca” en Perú, que vende su atractivo basándose en la belleza de su paisaje y anunciando que se trata del cañón más profundo del mundo. Tenemos más: El Cañón del Pato, El de Conchucos, el de Huamachuco, Santo Tomás, Pachachaca y muchos que aun no son promovidos ni se han dado a conocer.



Nosotros los apurimeños compartimos un hermoso cañón con los departamentos de de Arequipa en su naciente formación como tal, con el de Cusco en sus tramos de mayor profundidad y atracción turística y con Ayacucho cuando el gran río Apurímac después de unirse al río Pachachaca que en su también encañonado recorrido divide en dos al departamento corriendo de Sur a Norte, se une al río Pampas que en su último recodo parece correr a contra corriente con el Apurímac va penetrando en la selva alta con el mismo nombre “Apurímac” y tras recibir 30 afluentes por la margen izquierda y 34 por la derecha recibe las aguas del río Mantaro y nace el río Eni, como lo relata José Benigno Samanez Ocampo en su diario de “Exploración de los ríos peruanos Apurímac, Eni, Ucayali y Urubamba en 1873 y 1874”. El fue el primer expedicionario que penetró a la selva peruana recorriendo el cause del Apurímac a partir de su hacienda Pasaje en Andahuaylas y lo recorrió hasta Iquitos y al retornar lo hizo subiendo por el río Urubamba. A partir de la confluencia de estos tres importantes ríos Pachachaca, Apurímac y Pampas, en mi opinión, el Apurímac va perdiendo sus características de cañón a pesar de tener en el flanco derecho la continuación del macizo andino, el valle se va abriendo lentamente y el flanco izquierdo va perdiendo altura a partir del cerro Huarqaqata.Curiosamente el “Cañón del Apurímac” y el “Cañón del Colca” tienen sus nacientes en el nevado Mismi en el departamento de Arequipa, conduciendo sus aguas al Océano Atlántico el primero y al Pacífico el segundo.



Como atractivo turístico, el Cañón del Apurímac es el objetivo del “Patronato del Cañón del Apurímac” y resulta la columna vertebral o eje principal sobre el cual desarrollaremos nuestros afanes de promoción cultural y turística con el fin de agrandar las posibilidades de progreso dentro del Departamento o Región. ( Dic. 2007 )


Fuente: http://www.canondelapurimac.com/perfiles.php